Después de más de 20 años en la hostelería y de haber pasado por las cocinas de grandes restaurantes como Zortziko, Goizeko-Kabi, Gran Hotel Domine y Baita, Iñaki Azkuénaga y Andrés Zuazquita llegan a Logroño en 2014 para crear su proyecto más personal: Restaurante Boragos.

Tuvieron que pasar años para encontrar un local acogedor y con encanto en donde poder plasmar y dar forma a su manera de entender los fogones. Lo encontraron, ubicado a los pies de la Concatedral de Santa María de La Redonda, en pleno corazón del Casco Histórico de Logroño y al lado de su Mercado de Abastos, dónde comprar cada día los productos frescos y de temporada con los que dar la calidad necesaria a su cocina de mercado.

Especializados en el pescado que traen a diario de la lonja, tratan con especial mimo y cuidado el Bacalao, al que cocinan de diferentes maneras sin olvidar nunca que lo importante es la calidad y el sabor del producto.

En resumen, una cocina de vanguardia sin dejar de lado la cocina tradicional.

Os invitamos a conocernos.